La guía definitiva para conservar las almendras

La guía definitiva para conservar las almendras

Veamos cómo debe hacerse la conservación de las almendras. ¿Alguna vez ha ido a su despensa para tomar un tentempié y se ha encontrado con que las almendras que había allí ya no estaban frescas y crujientes, sino masticables y rancias? Otro ejemplo sería hornear galletas con almendras de la despensa sólo para decepcionarse por su mal sabor. Entonces, ¿qué ocurre si se utilizan las almendras de esta manera?
Aunque no es peligroso comer nueces podridas, su sabor fuerte y desagradable puede arruinar una receta como las galletas recién sacadas del horno.
Las almendras sólo pueden conservarse frescas durante unos meses si se mantienen a temperatura ambiente en un armario, como en las circunstancias mencionadas. Las almendras se mantienen a temperatura ambiente durante un periodo más corto que en el frigorífico o el congelador. A pesar de su carácter perecedero, las almendras pueden mantenerse frescas durante más tiempo si se sabe cómo almacenarlas adecuadamente.

¿Cuándo se estropean las almendras y por qué?
Por su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados y omega-3, las almendras contribuyen a una dieta cardiovascular saludable. Sin embargo, supongamos que las almendras se exponen al aire, sobre todo a temperatura ambiente. En ese caso, las grasas comienzan a enranciarse. Por eso es importante almacenar las almendras adecuadamente.
El aceite rancio arruina por completo el sabor de las almendras viejas. Las almendras rancias no son venenosas, pero pierden su nutrición grasa. Consumir grasa rancia con regularidad probablemente podría añadir varios problemas de salud. Por lo tanto, si las almendras se han vuelto rancias, es hora de tirarlas.
Debido a los antioxidantes fitoquímicos presentes, las almendras tienen una vida útil más larga que otros frutos secos. Algunas investigaciones sugieren que estos antioxidantes pueden beneficiar también a la salud humana. Las almendras se clasifican con frecuencia como el mejor alimento del mundo.

La vida útil de las almendras
El Almond Board of California afirma que la vida útil de las almendras se ve afectada por los métodos de producción, procesamiento y envasado.
– La pasta de almendra tiene una vida útil de dos años y medio si se almacena en el frigorífico.
– Si guardas tus almendras naturales en la nevera o en el congelador, durarán al menos dos años.
– Si guardas tus almendras tostadas en un recipiente hermético en la nevera o el congelador, pueden conservarse hasta un año.

El método adecuado para almacenar las almendras
Cuando no se utilizan, las almendras se benefician si se guardan en la nevera o en el congelador en un recipiente hermético. Recuerde que las almendras no deben guardarse en el armario, ya que se pondrán rancias si se dejan allí. Sin embargo, puede guardar el resto y sacar las que necesite para un día o dos.
Las almendras enteras y naturales pueden conservarse hasta dos años, siempre que se guarden en un lugar oscuro, fresco y seco, donde la temperatura se mantenga por debajo de los 40 grados Fahrenheit y la humedad sea inferior al 65%. Las almendras son susceptibles de enranciarse cuando se exponen a la luz y al calor porque contienen mucho aceite y grasas monoinsaturadas (los excelentes lípidos que usted desea para una dieta saludable y un corazón sano).
Las almendras son seguras para congelar. En su estado natural, las almendras pueden congelarse hasta dos años, mientras que las almendras tostadas pueden congelarse durante casi un año.
Las almendras deben almacenarse en contenedores, bolsas de congelación o selladores al vacío para mantener su frescura. De esta forma se evita la «quemadura por congelación» al disminuir la formación de cristales de hielo.
Supongamos que piensa almacenar las almendras a temperatura ambiente. En ese caso, un recipiente hermético las protegerá para que no se estropeen con los aromas fuertes a los que puedan estar expuestas. Las almendras, por ejemplo, tomarán el sabor de los plátanos si se guardan en el mismo plato que los plátanos en la encimera de la cocina.
Si guardas las almendras en la nevera, durarán más tiempo sin estropearse y no estarán demasiado frías para cogerlas.

¿Guardar las almendras en el congelador elimina todas sus vitaminas y minerales?
Las almendras pueden conservarse mediante la congelación durante un periodo prolongado. Este método es uno de los mejores que existen para conservar las almendras. Mantiene estos frutos secos frescos durante más tiempo y aumenta su vida útil.
Las almendras conservan su valor nutricional incluso después de ser congeladas. Debido a un almacenamiento inadecuado, sería una pena perder algunos de los beneficios para la salud de las almendras, que ya son bajas en grasas saturadas y altas en omega-3.
En general, las almendras y las nueces son adecuadas para la congelación, ya que contienen muy poca humedad. Debido a esto último, la textura y el valor nutricional de los alimentos se ven alterados y a menudo se pierden durante el proceso de congelación.
Las almendras son seguras y nutritivas para almacenarlas en el congelador, ya que su contenido de agua es tan bajo que la congelación no altera su textura ni su valor nutricional.
Supongamos que las nueces están correctamente envasadas y almacenadas. Se pueden congelar y luego descongelar sin que pierdan su sabor, su textura crujiente, su frescura o su valor nutritivo.

¿Se pueden volver a congelar las almendras?

¿Se pueden volver a congelar las almendras?
Los frutos secos pueden descongelarse y utilizarse según se necesiten. Si sólo necesita un pequeño puñado de un producto, como las almendras, no es necesario descongelar toda la bolsa. Aunque los frutos secos se pueden volver a congelar, hacerlo con demasiada frecuencia puede ser perjudicial.

¿Cuánto tiempo se pueden conservar las almendras en el congelador?
Como se indicó brevemente en el apartado de conservación de almendras en el congelador, las almendras tienen una vida útil de un año en la nevera y de 18 a 24 meses en el congelador. Las almendras, incluso sin cáscara, tienen una vida útil de unos dos años en el frigorífico. Sin embargo, la calidad de los frutos secos antes de la congelación y el método de congelación son factores cruciales.

Así que, en resumen, estos son algunos de los puntos más importantes para conservar las almendras:
– Debido a su alto contenido en grasa, se ponen fácilmente rancias si no se almacenan adecuadamente.
– La calidad y la longevidad de las almendras dependen en gran medida del envase. El envase puede actuar como barrera contra la humedad, el oxígeno y los olores y proporcionar protección física. Las almendras tienen una gran capacidad de absorción de olores y absorben sabores de especias fuertes, productos químicos e incluso de otros alimentos.
– Las almendras con cáscara pierden su color y estabilidad si se dejan al sol durante mucho tiempo.
– Las almendras deben conservarse o exponerse en un entorno no demasiado cálido ni húmedo.
– Congelar las almendras es una forma eficaz de prolongar su vida útil.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias para conocer las novedades de la industria de los frutos secos de Irán.

close